¡A cuidar lo físico!

Antes de que la cuarentena empiece tenía una vida bastante movida. Le dedicaba un par de horas al día a moverme: hacer ejercicios o deporte, me iba a la oficina y después si no había un after a casa a descansar.

¿Lo que más extraño? ¡El after! Mentira, lo que más extraño es hacer ejercicio en cualquiera de sus modalidades. Te ayuda a liberar el estrés de una manera que no tiene comparación.

Mi día arrancaba con ejercicio, que a mi parecer es la mejor forma de arrancar el día, en tanto y en cuanto se pueda. Ahora con la cuarentena agregué a mi rutina el yoga y la meditación, pero no es lo mismo.

Para hacerte unas recomendaciones de lo que podés hacer durante esta cuarentena, nos pusimos en contacto con Mr. Colin Hards, personal trainer con certificado ISSA, y además un IFBB Profesional retirado, ¡un lujo para Reva!

De entre las cosas que nos dijo, en general tenemos unos tips:

  • Respetá la cuarentena: respetá las reglas que nos imponen, si no lo querés hacer por vos, hacelo por los demás, pensá en ellos
  • Apreciá el valor de la vida: hablá con las personas que son importantes para vos y haceles saber esto
  • Ayudá en las tareas de la casa, mantené tu casa limpia y ordenada.
  • Se optimista: cuesta, y mucho, pero tenemos que intentarlo todos los días con todas nuestras fuerzas.

Pero lo más importante para mantenernos sanos y fuertes es comer bien y mantenernos activos. Para mantenernos activos tenemos que hacer ejercicio, y es importante recordar que el ejercicio se trata de la técnica correcta de hacerlo, no de las repeticiones ni el peso.

¿Qué ejercicios podés hacer en casa? Mr. Hards nos dijo que:

  • Lagartijas
  • Sentadillas
  • Barras
  • Escaleras
Lagartijas: mantener la espalda recta y hacer tantas repeticiones como sean posibles

Trabajar con tu propio peso es un excelente ejercicio. Hacé esto tantas veces como puedas pero con la técnica correcta, 2 a 3 veces por semana para comenzar y vas a sentirte muchísimo mejor.

¿Qué otra cosa hacés vos? Personalmente empecé con esto y por una semana me dolió cada músculo del cuerpo, pero vale la pena.

Hay que moverse de nuevo, ¡cada vez falta menos!